Multitudinaria procesión de «El Santo Entierro» en Yunquera de Henares

En torno a las once y media de la noche se apagaron las luces de Yunquera  y solo quedó la iluminación de las velas y las antorchas del recorrido de la procesión. En ese momento Juan Manuel Palomares, prioste 2024 llamó a la puerta de la ermita de la Soledad y comenzó la procesión con la salida de la talla de «El Santo Entierro» ante el silencio de los vecinos.

La imagen de «El Santo Entierro» fue portada por cuarenta anderos con túnica blanca y capuchón rojo, escoltados por guardias romanos y por gran cantidad de hermanos con antorchas. También les acompañaron  cuatro penitentes descalzos que portaban pesadas cruces de madera.

El capataz de la imagen dirigía a los anderos mientras la Banda de la Soledad iba marcando un paso solemne ante la atenta mirada de los vecinos que portaban sus velas. Esta solemnidad únicamente se interrumpió con el toque de corneta para efectuar las levantadas del paso que realizaron por el recorrido, homenajeando a los hermanos fallecidos que anteriormente portaban la imagen.

La procesión llegó al patio del Palacio de los Mendoza, donde se realizó el encuentro con la imagen de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores y en el que integrantes de las Hermandad de la Soledad y de los Dolores dieron lectura a poesías con las que se resaltaron la importancia de la pasión y muerte de Jesús y el dolor de su Madre.

En el patio llegó uno de los momentos especiales, un hermano del paso grita: » Al Cielo con Él» y todos los anderos hacen la levantada más importante de la procesión. 

Finalmente, las dos imágenes se dirigieron a la iglesia parroquial donde, con la única luz de las antorchas, el sacerdote, José Benito, pronunció las últimas palabras después de la interpretación por parte de la Banda de Cornetas y Tambores del toque de “silencio”.

La procesión del Santo Entierro fue declarada de Interés Turístico Provincial en 2010 y cada año congrega a cientos de yunqueranos y visitantes.